El cáncer gástrico es una enfermedad que se produce debido al crecimiento incontrolado de las células del estómago. Los tumores se pueden originar en cualquiera de las capas de este órgano: mucosa, muscular o serosa.

Según la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), el tipo más frecuente es el adenocarcinoma, un tumor que se origina en las glándulas y que supone el 95 por ciento de los diagnósticos en cáncer de estómago.

Los sarcomasmelanomas y linfomas no suelen producirse en este área del cuerpo.

Los programas de detección son efectivos en la identificación de la enfermedad en etapas tempranas. Lo siguiente puede ayudar a reducir el riesgo de cáncer gástrico:

  • No fumar
  • Consumir una alimentación saludable y balanceada rica en frutas y verduras.
  • Tomar un medicamento para tratar la enfermedad por flujo, si se presenta.
  • Tomar antibióticos si le diagnostican infección por H. pylori.

Factores de Riesgo

Hay diferentes tipos de cáncer qua pueden ocurrir en el estómago. El más común se denomina adenocarcinoma, el cual comienza a partir de uno de los tipos comunes de células que se encuentran en el revestimiento del estómago.

Este artículo se centra en el adenocarcinoma del estómago.

El adenocarcinoma del estómago es un cáncer común del tubo digestivo que se presenta en todo el mundo.

Ocurre con mayor frecuencia en hombres mayores de 40 años.

Se es más propenso a padecer cáncer gástrico si:

  • Existe un antecedente familiar de esta enfermedad_
  • Existe una infección del estómago por la bacteria llamada Helicobacter pylori.
  • Antecedentes de un polipo de un tamaño mayor a dos centímetros en su estómago.
  • Presenta infamación e hinchazón del estómago durante tiempo
  • Presenta anemia perniciosa.

Síntomas

  • Dolor o llenura abdominal, tras una comida pequeña
  • Dificultad para deglutir, con empeoro paulatino
  • Eructas continuos
  • Inapetencia
  • Heces negras
  • Náuseas
  • Vómitos con sanare
  • Deterioro de la salud en general
  • Debilidad o fatiga
  • Pérdida de peso

 

Pruebas y Exámenes

El diagnóstico suele retrasarse debido a que es posible que no se presenten síntomas en las etapas tempranas de la enfermedad o a que los pacientes se tratan ellos mismos los síntomas que el cáncer gástrico tiene en común can otros trastornos gastrointestinales menos.

Los exámenes para el diagnóstico del cáncer gástrico son:

  • Canteo Sanguíneo Completo (CSC) para verificar si hay anemia.
  • Esofagogastroundenoscopia (EGD) con biopsia para examinar el tejido gástrico. La EGD consiste en introducir una diminuta cámara por el esófago para observar el interior del estómago.
  • Examen coprológico para ver si hay sangre en las heces.

Tratamiento

La cirugía para extirpar el estómago es el único tratamiento que puede curar el adenocarcinoma gástrico. La radioterapia y la quimioterapia pueden ayudar a la curación después de una cirugía.

Para los pacientes a quienes no se les puede practicar una cirugía, la quimioterapia o la radioterapia puede mejorar los síntomas y prolongar su supervivencia, pero probablemente no curará el cáncer. Para algunos pacientes, un procedimiento de derivación (bypass) quirúrgica puede brindar alivio de los síntomas.

Pronóstico

El pronóstico varía según la propagación del cáncer en el momento del diagnóstico. Los tumores en la parte inferior del estómago suelen curarse más a menudo que los tumores en el área superior. La posibilidad de cura también depende de lo lejos que el tumor haya llegado en la pared estomacal y si hay perjuicio en los ganglios linfáticos.

Cuando el tumor se ha diseminado por fuera del estómago, la cura no es pasible. En este caso, el objetivo del tratamiento es el mejoramiento de los síntomas.